RESPONSABILIDAD CORPORATIVA

RESPONSABILIDAD CORPORATIVA

Protección de la infancia

Para cumplir con este principio, Atresmedia apuesta por una programación familiar que tiene en cuenta los gustos de los más jóvenes, a la vez que realiza un control estricto en la clasificación y emisión de sus contenidos y comunicaciones comerciales dentro de la franja de horario infantil.

Protección de la infancia
Protección de la infancia | Atresmedia

Adicionalmente, la misión de la Fundación Atresmedia es garantizar que niños y jóvenes tengan los apoyos necesarios para su bienestar y formación, así como fomentar la sensibilización social sobre sus derechos, necesidades e intereses.

Para velar por la protección de los menores en los contenidos, Atresmedia está adherido desde 2005 al Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia. Se trata de un código sectorial de conducta, de aplicación voluntaria para todas aquellas empresas que lo suscriben. Atresmedia forma parte, además, de su Comisión Mixta de Seguimiento, encargada de verificar la correcta aplicación del Código de Autorregulación.

Tal y como exige el Real Decreto 410/2002 de 3 de mayo, los programas de televisión de Antena 3 y sus canales digitales califican estrictamente sus contenidos antes de programar y emitir los distintos productos audiovisuales, con el fin de evitar el acceso a contenido no idóneo por parte de menores.

Además de los programas de entretenimiento o las series de ficción, las películas y tv movies también son exhaustivamente clasificadas por la Dirección de Producción Ajena de Antena 3 siguiendo estrictamente los criterios definidos en la nueva Ley General de Comunicación Audiovisual y del Ministerio de Cultura.

Las autopromociones de cadena y los avances de programación siguen igualmente los criterios de clasificación marcados por la ley con el fin de evitar que un menor pueda acceder a cualquier contenido no idóneo.

En 2015 el Código modificó el sistema de calificación de los contenidos según los diferentes grupos de edad, así como los criterios para la determinación de esas calificaciones. El objetivo de esta renovación fue facilitar el control parental a los adultos responsables, así como buscar una mayor objetividad y automatismo en la aplicación del Código.

En 2016 se han presentado un total de 123 reclamaciones contra todos los operadores firmantes del Código, de las que se han aceptado un total de 11 como emisiones inadecuadas. De ellas, sólo tres corresponden a Atresmedia.

Por otra parte, en 2016 la CNMC ha dictado tres resoluciones sancionadoras contra Atresmedia por calificación inadecuada de los contenidos. Aunque el Grupo utiliza para la calificación de obras audiovisuales la misma calificación que la otorgada por el ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales), de acuerdo con el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia, con el artículo 8 de la Ley del Cine, y según establece también el propio ICAA, sin embargo, se han impuesto dichas sanciones por parte de la CNMC por entender que dicha calificación no es adecuada. Las resoluciones se han impugnado por parte de Atresmedia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.