En España, hay más de 1.064.000 personas afectadas por una discapacidad auditiva de distinto tipo y grado, y el 98% de ellas utiliza la lengua oral para comunicarse. La situación actual ha generado un incremento de la brecha de integración de las personas con discapacidad auditiva, motivada, entre otras cosas por el uso de mascarillas, que les impiden leer los labios. La Fundación Randstad, que trabaja para lograr una integración real de las personas con discapacidad, ha puesto en marcha un proyecto de voluntariado para dar solución a esta barrera mediante la confección de mascarillas que se adapten a las necesidades de este colectivo y les permita la lectura labiofacial. Atresmedia, comprometida con la accesibilidad, se ha sumado a este proyecto a través de su programa de voluntariado corporativo.

Mediante la recepción de un kit con todos los materiales e instrucciones de montaje, más de 100 empleados de Atresmedia junto a sus familias elaborarán 2.500 mascarillas transparentes no homologadas. Una vez finalizadas, las mascarillas permanecerán unos días en cuarentena, y se entregarán finalmente a los beneficiarios del Grupo AMÁS y el Centro Cultural de Personas Sordas de Madrid (CECUSOR), cuyo objetivo es la integración de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la sociedad.

El Programa de Voluntariado Corporativo de Atresmedia suma así una nueva acción de voluntariado desde casa, que se une a otros proyectos de voluntariado online para dar respuesta a las necesidades de los colectivos más afectados por la pandemia del Covid19, como la colaboración con ‘Cibervoluntarios Responde’ o ‘Minutos de compañía’.